7 de septiembre de 1776

A pesar de nuestra victoria en Boston, no debemos bajar la guardia; mantener Nueva York en nuestro poder será una dura tarea. La ciudad es casi una isla, lo que significa que estará a merced de los cañones de la enorme armada británica. ¿Podremos vencerlos en la costa?

Marineros ingleses. Suelen ser tipos duros y orgullosos de su disciplina militar. Un modelo a seguir.

Intendente inglés. El oficial a cargo de las provisiones.

La guerra se cierna sobre Boston una vez más. Me han dicho que cunde el pánico entre la población. Circulan rumores increíbles: ¡dicen que los indios están invadiendo la ciudad desde los tejados!

Volver

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: